Textos y fotos »

Los veteranos de hockey: "Estos del golf van bien..."

Diario- Carmen Colino 13/07/2017
Cinco representantes del equipo de hockey hierba que fueron medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Roma fueron homenajeados.
 

Cinco representantes del equipo de hockey hierba que fueron medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Roma fueron homenajeados anoche en la gran fiesta de AS (ganaron 2-1 a Inglaterra). Pese a ser los más longevos de la fiesta se lo pasaron en grande con el resto de medallistas españoles. Carlos del Coso (84 años) es el más veterano. "Pero también era el mejor, era nuestro portero", dicen sus compañeros con orgullo. Juan Ángel Calzado lució en la gala la corbata que lucieron en Roma 1960. Impoluta. Llamó la atención a muchos de los medallistas. Es él quien nos cuenta una de las mejores anécdotas de aquellos juegos: "El día que pasamos a la semifinal, el delegado nacional de Deportes nos dijo: "Estos del golf vais muy bien". Eso es un ejemplo de lo que pensaban de nosotros. Aunque es cierto que Roma fue el punto de inflexión. Antes de llegar allí no éramos nadie y luego nos convertimos en la élite".

Narciso Ventalló era el más joven de aquel equipo. Acudió a los Juegos con 18 años y participó en todos los partidos. De él es otra de las historias que recuerdan con cariño: "A Roma, los olímpicos fuimos en dos viajes. Cuando llegamos nos metieron en el autobús y nos avisaron: "No hace falta que os llevéis comida, el restaurante está abierto las 24 horas. Tenemos problemas con un boxeador español que se ha pasado de peso". Nos quedamos de piedra". "Algo pasó con un ciclista también", apunta Dinarés.

En el grupo también está Pedro Amat. De la gran saga de los Amat. El pionero fue su padre Pedro Amat Llopart. Fundó el Egara, uno de los clubes de Terrassa. Tuvo cuatro hijos, que también se dedicaron al hockey. Justo Pedro fue campeón olímpico en 1960. Pero no fue el único de la gran saga. También la tiene Jaime. Juan Amat ganó la plata en Moscú 1980 y Pol Amat (nieto del fundador del Egara) es el más laureado: nombrado mejor jugador del mundo en 2008, tiene dos medallas de plata (Atlanta 96 y Pekín 2008). Los cinco disfrutaron de la cena y pidieron una y otra vez la foto histórica de Montjuïc. Nunca olvidarán que ellos estuvieron en primera fila.