Textos y fotos »

Cuatro encapuchados asaltan un chalé en El Escorial y amordazan a sus víctimas

Diario- F. Javier Barroso 02/11/2018
Los captores se apoderaron de las joyas y el dinero en efectivo
 

Cuatro individuos que iban encapuchados irrumpieron anoche en un chalé de El Escorial y amordazaron de pies y manos a los cuatro moradores de la vivienda, tras lo cual se apropiaron de todas las pertenencias de valor, como joyas y dinero en efectivo. Una vez que concluyeron el asalto, se marcharon dejando maniatados a sus víctimas hasta que una de ellas logró liberarse y avisar a los servicios de emergencia.

Eran alrededor de las 20.30 de ayer cuando los cuatro individuos entraron en un chalé situado en el número 14 de la calle de Las Suertes, en la urbanización Navalquejigo. En ese momento estaban en la vivienda, un matrimonio de unos setenta años, su hijo y un amigo de este. Los ladrones que iban muy armados irrumpieron en el salón e impidieron a los moradores que se movieran, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Parte de los delincuentes llevó a la mujer, al hijo y a su amigo a una habitación, donde le inmovilizaron de forma que no pudiera salir de ella ni hablar. El hombre fue trasladado a una habitación inferior donde también terminó maniatado. Aprovecharon ese momento para desvalijar la vivienda y hacerse con todos los objetos de valor. Después se marcharon.

Pasado el tiempo, la mujer logró liberarse de las ataduras y después quitó las cuerdas a su hijo y al amigo de este. Cuando acudieron al salón, vieron que faltaba el padre de familia, por lo que se pensó en un primer momento que lo habían secuestrado, según informa Abc.

Los moradores de la vivienda llamaron al teléfono de emergencias 112 y relataron de forma angustiosa todo lo que había ocurrido. De inmediato acudieron a la vivienda agentes de la Guardia Civil y sanitarios del Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (Summa). En un principio se mantuvo la tesis del secuestro, pero un registro posterior de la vivienda de manera más efectiva permitió descubrir que el hombre estaba oculto en una habitación inferior de la vivienda.

Cuando fue liberado, el hombre se encontraba mareado y desorientado, por lo que fue atendido por los sanitarios del Summa.

Agentes de la Guardia Civil rastrearon por la zona para intentar localizar a los ladrones, pero estos habían huido hacía bastante tiempo. Los integrantes del Grupo de Policía Judicial de El Escorial se han hecho cargo de las investigaciones. Hasta el momento se desconoce cuál es el montante de lo sustraído, ya que se está a la espera de poder tomar declaración a las víctimas y de que estas puedan comprobar qué objetos personales echan en falta.