Textos y fotos »

Roglic se exhibe en la crono y es el primer rosa; Landa, a 1:07

Diario- J. A. Ezquerro 11/05/2019
El esloveno, el favorito que llegaba más en forma, se apuntó la contrarreloj de Bolonia. Simon Yates, a 19"; Nibali, a 23"; y Supermán y Dumoulin, a 28".
 

Primoz Roglic voló para enfundarse la primera maglia rosa del Giro de Italia 2019. El esloveno, exsaltador de esquí, logró unas diferencias importantes para ocho kilómetros de crono: sacó 19 segundos a Simon Yates, 23 a Vincenzo Nibali, 28 a Supermán López y a Tom Dumoulin, y 1:07 a Mikel Landa. "Noto la presión de que me consideren el máximo favorito al título", dijo en la previa. Pero no transmitió esa sensación. Dobló a Antunes, que salió un minuto antes, y casi a Demare, que lo hizo con dos de ventaja. Se exhibió en el tramo llano y en la exigente y porticada ascensión al Santuario de San Luca de Bolonia, de 2,1 km al 9,7% de media y rampas del 16%, sólo le batió Giulio Ciccone: 6:01 por 6:04.

Con la tranquilidad de "un trabajo bastante bien ejecutado" se sentó en la silla caliente, se acomodó, comió, se hidrató, estiró las piernas y bromeó con contención con los auxiliares del Jumbo. A la espera de la llegada de Yates (al que Nibali reprochó su falta de respeto por los rivales por decir que deberían estar cagados con él) y del resultado íntegro de la primera etapa, nadie impidió su octava victoria de la temporada. A los 29 años, Roglic ha conquistado las tres competiciones en las que se ha inscrito en este 2019: UAE, Tirreno y Romandía. De él dependerá conservar hasta Verona semejante nivel, tanto físico como psicológico. De momento, manda con la autoridad que se pronosticaba.

Aunque Landa cedió 39 segundos con Dumoulin, nada mal, el tiempo perdido se convierte en una pesada losa si se compara con el excelente rendimiento de Yates, que le alejó 48 segundos; Nibali, quien le metió 44; López, que invirtió 39 segundos menos; y Roglic, del que le separa ya la friolera de 1:07. El alavés cruzó la meta congestionado y empapado en sudor, muy fatigado, y no ocultó su decepción. Con la perspectiva de otras dos contrarreloj en el horizonte, de 34,8 y 17 km, el inicio dista mucho de ser el deseado. Lo único bueno, que la carrera acaba de comenzar y quedan 20 días y toda la montaña por delante.